Bienvenido, hoy es 30 de Septiembre de 2014
Detección y atención oportuna del Cáncer de Próstata PDF Imprimir E-Mail

¿Qué es la Próstata?

Es una glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino, que guarda y produce un componente del semen. Está ubicada cerca de la vejiga y el recto, y rodea parte de la uretra.


¿Cómo sé si tengo algún problema de Próstata?

Una Próstata sana es aproximadamente del tamaño de una nuez. Si crece mucho, el flujo de orina puede hacerse lento o detenerse.


¿Qué es el cáncer de Próstata?

Se trata de una acumulación de células que provocan su crecimiento anormal, éstas se dividen y generan nuevas que el organismo no necesita y, por lo tanto, forman un tumor.

Con la excepción del cáncer de piel, el cáncer de Próstata es la enfermedad maligna más común entre los hombres.

En las primeras etapas de la enfermedad, el cáncer se limita a la próstata y no suele ser mortal; las acciones de detección oportuna son una herramienta que permite incorporar al paciente al tratamiento radical a tiempo, e impide la progresión de la enfermedad.


¿Quiénes deben revisarse periódicamente?

Los hombres con mayor riesgo son aquellos que tienen antecedentes familiares directos de cáncer de próstata o de mama, por lo que se debe iniciar un abordaje de detección a los 40 años.

Si los afectados son el padre y el abuelo, el riesgo se eleva a 9 veces. El modelo hereditario sería el de un gen autosómico dominante con una penetración del 88% a los 85 años. Los varones con un hermano afectado antes de los 63 años tienen un riesgo 4 veces superior de morir por cáncer de próstata.

Factores de riesgo

Existe poca relación entre cáncer prostático y carcinógenos industriales, tabaquismo, uso de alcohol, patrón de enfermedades, circuncisión, peso, estatura, grupo sanguíneo o distribución de pelo corporal; en forma similar, no se ha demostrado relación entre la aparición de hiperplasia prostática benigna y cáncer prostático.

Se ha visto que el aceite de soya es un protector ya que se transforma en un estrógeno débil; que los habitantes de zonas rurales tienen una mayor incidencia atribuida a los insecticidas agrícolas; las prostatitis vírales por citomegalovirus o virus herpes a repetición también aumentarían las posibilidades de desarrollar un cáncer de próstata. Un factor clave es el factor hormonal, se relaciona claramente con la presencia de testículos funcionales; los eunucos no tienen cáncer de próstata.

La presencia de receptores esteroides en las células tumorales y la respuesta positiva a la supresión de los andrógenos así como los altos niveles de Dihidrotestosterona en las células cancerosas, apoyan la hipótesis hormonal.

Los oligoelementos como el Zinc, Cadmio y Selenio que se han considerado como carcinogénicos en estudios experimentales.


¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente no existen síntomas durante varios años, por lo que cuando se presenta alguna molestia, la enfermedad podría haberse diseminado a otros órganos.

  • Dificultad al orinar (retraso o lentitud para comenzar a orinar)
  • Goteo urinario, en especial, inmediatamente después de terminar la micción
  • Retención urinaria
  • Dolor al orinar
  • Dolor al eyacular
  • Dolor de espalda en la parte inferior
  • Dolor con la defecación
  • Exceso de orina en la noche
  • Incontinencia
  • Dolor o sensibilidad en los huesos
  • Hematuria (sangre en la orina)
  • Dolor abdominal
  • Anemia
  • Pérdida de peso involuntaria
  • Letargo

Es necesario que un médico diagnostique el padecimiento, pues el trastorno: Hiperplasia Prostática Benigna, también causa esos síntomas.


¿Y si no hay síntomas?

El Cáncer de Próstata puede detectarse antes de que comiencen los síntomas. Generalmente se realizan dos pruebas, una de ellas es el examen rectal digital, donde el médico palpa la Próstata a través del recto con el fin de encontrar áreas duras o abultadas.

La otra es una prueba de sangre que se utiliza para detectar una sustancia producida por la Próstata, llamada Antígeno Prostático Especifico (PSA por sus siglas en inglés). Varias pruebas pueden detectar muchos cánceres de Próstata silenciosos.

Detección

Antígeno Prostático Específico

El Antígeno Prostático Específico (APE) está presente en concentraciones bajas en la sangre de todos los varones adultos. Este es producido tanto por las células normales de la próstata como, prostatitis (inflamación de la próstata) e Hiperplasia Prostática Benigna (HPB), o con un crecimiento maligno (canceroso) en la próstata. Aun cuando el antígeno prostático específico no les permite a los médicos distinguir entre las enfermedades benignas de la próstata (muy comunes en los hombres mayores de edad) y el cáncer, un nivel de antígeno prostático específico elevado puede indicar que son necesarias otras pruebas para determinar si el cáncer está presente.

Los niveles de antígeno prostático específico han demostrado ser útiles para supervisar la eficacia del tratamiento del cáncer de la próstata, y para controlar la recaída después de que el tratamiento ha terminado.

Tacto Rectal

El valor predictivo positivo del tacto rectal alcanza el 40%, de 100 nódulos detectados por el urólogo 40 serán cánceres y el resto corresponderán a Hiperplasia benigna, prostatitis crónica, infartos prostáticos, etc, etc.

Ecografía transrectal

Las diferentes texturas ecográficas permiten clasificar las lesiones en hipoecógenas e hiperecógenas con relación al parénquima prostático normal. La gran mayoría de los nódulos tumorales son lesiones hipoecógenas pero sólo el 50% de los nódulos observados como hipoecógenos son cáncer. La utilidad principal de la ecografía es la posibilidad de realizar biopsias dirigidas de las áreas sospechosas.

Ecotomografía Transrectal

Es útil para identificar la etapa en que se encuentra el cáncer de próstata ya que permite ver claramente su grado de infiltración, por ejemplo si sobrepasa o no la cápsula, compromete las vesículas seminales.

Permite una muy buena visión de la próstata, se distingue la zona periférica de la transicional. El cáncer se ve como nódulos negros hipogénicos.

La Sociedad Americana de Cáncer, recomienda que todos los varones de más de 50 años se sometan a Tacto Rectal (TR) y determinación del Antígeno Prostático Específíco (APE). En los casos con antecedentes familiares, el control se deberá iniciar a los 40 años.


¿Cuál es el tratamiento?

Si se detecta en etapas iníciales se puede curar con cirugía, por ello la importancia de acudir al médico a partir de los 40 años, en forma anual, aunque no se tengan síntomas.

Cuando se detecta en etapas más avanzadas y ya se presentan síntomas, sólo se controla con medicamentos.

Las intervenciones dirigidas a su combate deben encaminarse a promoción de estilos de vida más sanos, la prevención de riesgos específicos entre los sectores de la población más expuestos, la detección oportuna de casos y la atención temprana de los enfermos.

La estadística coloca al cáncer de Próstata como la tercera causa de muerte en los hombres; en el Distrito Federal, y en los últimos 2 años se ha incrementado en al menos 30%.

Tan sólo en 2008, un total de 507 personas murieron por esta causa. Pero en 2010 el Sistema de Salud capitalino reporta un total de 8 mil 575 detecciones de cáncer de Próstata; 1,489 detecciones positivas de Hiperplasia Prostática y 15 mil 614 detecciones negativas.


Para mayor información llama a:
Medicina a Distancia
51-32-09-09

Acude a la unidad médica más cercana a tu domicilio, consulta a tu médico y realízate las pruebas necesarias.

 





educacion_salud
educacion_salud
"Ahí va un navío, navío cargado de…
¡Educación para la salud!"