Bienvenido, hoy es 18 de Abril de 2014
Protección sanitaria en venta de pescados y mariscos en época de Cuaresma en la ciudad PDF Imprimir E-Mail

Boletín del Jueves 7 de Abril de 2011

  • Busca sensibilizar a comerciantes y consumidores de pescados y mariscos para verificar su calidad

 

  • Encabezó Armando Ahued recorrido de protección sanitaria en La Nueva Viga

 

  • Continuará la Secretaría de Salud capitalina con análisis de muestras en la Agencia de Protección de Riesgos Sanitarios de la Ciudad de México     

 

Un recorrido de verificación sanitaria encabezado por el secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, en la Nueva Viga, dejó de manifiesto las acciones del gobierno capitalino para concientizar a que se vendan en la Ciudad de México pescados y mariscos en condiciones saludables durante esta época de Cuaresma.    

Por tercer año consecutivo la dependencia capitalina puso en marcha esta campaña de protección sanitaria que, entre otros objetivos, busca sensibilizar a los comerciantes de pescados y mariscos y a las personas que los consumirán a efecto de que tengan cuidado en la calidad y el estado en el que se encuentran estos productos.

Desde el pasado mes de marzo, la secretaría arrancó este programa con la toma de muestras de productos que son analizados en la  recién creada Agencia de Protección de Riesgos Sanitarios de la Ciudad de México y el Laboratorio de Alimentos, ubicados en el Hospital Belisario Domínguez y cuya inversión fue cercana a los 20 millones de pesos.

El funcionario recorrió varios locales de venta de pescado, camarón, pulpo y ostión de este importante centro de comercialización y distribución. Señaló a los vendedores que este operativo de Cuaresma pretende verificar que los productos que venden, cumplen con las normas de sanidad requeridas.

Resaltó la importancia de esta acción, pues durante la época de cuaresma es cuando más calor hace y por ende que los alimentos se descomponen con mayor facilidad, ocasionando enfermedades como Salmonela y Shigella.

Ahued afirmó que esta tarea es relevante por el impacto a nivel nacional, porque desde La Viga se distribuyen toneladas de pescado y mariscos a otras entidades de la República. Por esta razón, agradeció a los comerciantes y locatarios de la Nueva Viga por tomar con responsabilidad vender productos de calidad.

Conversó con trabajadores de La Viga, como el comerciante Javier Domínguez, a quienes exhortó a retirar los productos que puedan representar un riesgo. “Ustedes que venden estos productos todos los días y que saben cuál está bien y cuál está mal, nos ayuden quitándolos porque van en detrimento de la salud y ponen en riesgo la vida de la gente”, dijo a los comerciantes.    

Las acciones que se llevan a cabo otorgan tranquilidad de que los productos que la población comprará en la Nueva Viga son pescados y mariscos cuidados, que no están contaminados. “Se han comprometido con la Secretaría de Salud; pero, más importante, se han comprometido con la ciudadanía a cuidar que los productos que vendan sean de calidad”, señaló el titular de la Secretaría de Salud.

“Estamos haciendo cursos de capacitación con los manejadores de alimentos y vamos a seguir trabajando en beneficio de que la gente sepa que no hay riesgo al venir a comprar algún producto a este excelente mercado”, expresó.

Como parte de este programa, además se distribuye el folleto “En Cuaresma, ¡ponte alerta!”, en el cual se recomienda a quien comprará productos marinos las características que deben tomar en cuenta. Por ejemplo, que los pescados y mariscos deben tener ojos claros, saltones, brillantes y con pupilas obscuras, así como agallas rojas, brillantes, con carne firme y bien adherida; olor agradable y fresco y escamas bien adheridas.

Durante el recorrido, Armando Ahued, acompañado por el director y administrador general de la Central de Abasto de la Ciudad de México, Raymundo Collins Flores y por el presidente del Consejo de Administrador de la Central de Pescados y Mariscos La Nueva Viga, Jorge Toral Peña, explicó gráficamente estas condiciones, para lo cual tomó entre sus manos varios productos, entre ellos diferentes clases de mariscos.

Se hizo una demostración del proceso que se lleva a cabo para tomar muestras de mariscos que son llevados a la Agencia Sanitaria. Al respecto, el secretario de Salud informó que de La Nueva Viga han sido tomadas 46 muestras, todas negativas a riesgos sanitarios, igual que ha sucedido con las muestras tomadas en el Mercado de San Juan.      

Por otra parte, el director general de la Central de Abasto de la Ciudad de México, Raymundo Collins Flores dio a conocer que próximamente se implementará una campaña para estimular el consumo de pescados y mariscos no sólo durante la Cuaresma, sino todo el año, pues hay productos que pueden convertirse en platillos nutritivos, de buena calidad y que sobre todo, sirven para combatir el sobrepeso y la obesidad.

Se llevarán a cabo Ferias de pescados y mariscos, así como de frutas y verduras en la Central de Abasto para fomentar que la población consuma más.

DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

En el marco del Día Mundial de la Salud que se celebra este 7 de abril, el secretario de Salud capitalina, Armando Ahued Ortega, exhortó a evitar la automedicación y abstenerse de comprar antibióticos que no se necesitan o que son suministrados sin saber si es el adecuado, sin especificar la dosis y el tiempo de consumo.    

Ello, a raíz de que la Organización Mundial de la Salud marcó como referente para esta celebración, el tema de la resistencia de los antimicrobianos y su propagación mundial.

La determinación, explicó, se debe a que la población mundial ha abusado de los antibióticos, a partir de la automedicación. Para cualquier malestar, se fue generalizando y el aumento de estos medicamentos en dosis y tiempos inadecuados.

“Lo que hemos favorecido es la resistencia a los antibióticos, lo cual es un tema muy delicado, grave e importante”, aseguró al explicar que una infección que puede ser tratada con un antibiótico sencillo en hospitales, ya no lo es, pues los enfermos en ocasiones han desarrollado resistencia a éstos y ahora debe suministrárseles hasta cuatro.

Eso, explicó, está ocasionando que se tenga que recurrir a medicamentos más sofisticados y costosos. “Esto está pasando no nada más en México, sino en todo el mundo. Como sabemos ya está prohibido por Ley vender antibióticos en las farmacias sin receta médica”, indicó al referirse a que esta medida no debe ser simple cuestión administrativa, sino de la conciencia de cada persona.

 

 

 





educacion_salud
educacion_salud
"Ahí va un navío, navío cargado de…
¡Educación para la salud!"